Destinos > Europa > Islas Azores > San Miguel

San Miguel

Es la mayor, más diversa y más poblada de las islas Açores.

Se la conoce por sus lagos volcánicos, sus manantiales sulfúricos, sus ciudades históricas, playas y montañas. Llamada la Isla Verde, su línea costera está sembrada de playas, pueblos costeros y acantilados. En el interior, la morfología topográfica es cambiante y sorprendente. La isla dispone de las únicas plantaciones de té de Europa, que producen variedades de calidad en centros de producción del siglo XIX.

Ponta Delgada es la principal población de la isla y también la mayor de las Azores, aunque se puede visitar andando. Sus calles limpias y ordenadas están llenas de casas antiguas, conventos y edificios públicos, hermosos jardines, así como restaurantes especializados en pescado y marisco. Su calle mayor es la más animada, con tiendas y almacenes locales. Presentan especial interés: los portales de los edificios de l siglo XVIII, el Museo Carlos Machado, las iglesias de Sâo Sebastián, Sâo Pedro, Sâo José, Colegio y Nossa Senhora da Conceiçâo, el convento y la capilla de Nossa Senhora da Esperanza y la capilla de Santa Ana, los palacios de Fonte Bela, Santa Ana, Santa Catarina, la casa de Carlos Picudo y el Paço do Concelho.

Punta Delgada es un buen punto de partida para explorar la isla con autobuses que conducen a los puntos más característicos como la Caldeira das Sete Cidades, la Lagoa do Fogo, Ribeira Grande, el Vale das Fumas y Vila Franca do Campo. De todos ellos, el lugar más visitado es Sete Cidades, un pueblo con dos lagunas en el interior de un cráter volcánico. Las lagunas están conectadas y son de dos colores distintos: azul y verde. La vista de las lagunas desde el mirador de Vista do Rei es espectacular.

Toda la costa noroeste es accidentada y espectacular, con altos acantilados y piscinas de agua termal. Ésta había sido la zona más aislada de la isla, con carreteras montañosas y vistas interminables sobre los acantilados y el océano. El lugar resulta ideal para explorar en bicicleta. El Pico do Carvâo, en el centro, brinda vistas espléndidas sobre toda la isla y el mar. También ofrece bellas vistas el parque de Lagoa do Fogo, con una verde laguna en el centro de un cráter extinguido. En Furnas se sitúa el resort más popular de las Açores, que dispone de spas y baños termales, veintitrés variedades de agua mineral, cocina en géiseres, playas y un lago termal.

Las costas este y sur tienen bellas playas y pueblos pesqueros, donde se puede degustar el vino local. Vila Franca do campo tiene un animado paseo marítimo, con su puerto pesquero en una antigua fortaleza. En la costa hay una playa y un pequeño monte de lava, a los que se puede acceder en barco. Otras playas destacadas son las de Ribeira Quente, Provoaçâo, Lagoa y Caloura.

VIAJES EN GRUPO


twitter